HISTORIA DE UNA CHICA TRISTE

Enlace permanente Correo al autor Reportar al webmaster

Esta es la historia de una chica que vivía sumergida en una profunda tristeza, tanto así era, que no podía siquiera mirarse al espejo, no podía mirar su reflejo, ni mirarse a los ojos sin tener deseos de no ser ella misma.

Caminando por las calles iba en busca de lo que había perdido y nunca encontrado, o tal vez nunca lo tuvo y solo lo anhela, en fin, solo para intentar distraerse, caminaba llorando, pateando las piedras, cualquier basurilla que encontrara a su paso, siempre iba lento con los hombros caídos y por consecuencia mirando al suelo. 

Nada en su pensamiento, o al menos eso pensé cuando la vi, tan triste que no pude evitar sentirme de la misma manera y llego a mi mente instantáneamente el recuerdo más triste de mi vida, sentí frio, me sentí sola y perdida; sentí lástima por ella y quería ayudarla, no supe cómo. 

Note que al caminar no miraba a nadie a los ojos y descubrí que era porque no quería ver su reflejo una vez más, no podía enfrentarse a ella misma, no podía aceptar lo que era y lo que no era, mucho menos lo que nunca podría ser, se negaba a ser ella misma, se negaba a ser lo que era en su propia piel, carne y huesos. 

El sol mellaba su mirada, unos cuantos pequeños rayos no le permitían abrir sus ojos en su totalidad, no podía mirar al cielo, ni ver el hermoso cielo azul de ese día, ni el bello paisaje que se podía apreciar por ese rumbo. 

Cruzaba las calles sin siquiera mirar si algún coche pasaría pronto, con indiferencia pasaba,  y algunas veces alguno de ellos llego a rozar su cuerpo, ella no se preocupaba, ni siquiera se inmutaba con este suceso y seguía caminando sin destino alguno. 

No tengo idea hacia donde se dirigía, ni mucho menos si alguien la esperaría en el lugar donde iba a llegar.

Puedo imaginar una casa donde nadie la espera, donde nadie se emociona con su llegada, donde nadie se preocupa por su bienestar ni por sus sueños y esperanzas. 

Una casa abandonada, fría, llena de polvo y telarañas que el viento nunca se llevó. 

No tengo idea si lo que imagino es real y  verdadero, ojalá y no sea así y que su realidad sea muy diferente a como la pienso y solo tuvo un mal día, solo describo lo que su mirada me decía. 

No pude evitar sentir lástima… Veía la miseria en sus ojos… Veía un espirítu triste que probablemente su mejor opción era la muerte.

Publicación original: whitepuma.net - Marzo 7, 2010

Nadie ha calificado esta entrada.
¡Califícala ahora!
Resultados: 0 puntos • Promedio: 0.000

Acerca de Gaby_Marthe Ver perfil completo

  • Miembro desde: hace 7 meses
  • De: Mexico
  • Última vez visto: hace 7 meses