Nuestro Juramento (parte tres) Wenn alle Glanz die Sonne mögen

Enlace permanente Correo al autor Reportar al webmaster

Nos quedamos en silencio no sé por cuanto tiempo.

— ¿Chocolate? Te traje muchos, toma, come.

— Yee, ¿cómo supiste que eran mis favoritos?

— Averigué –sonríe– nos quedan sólo dos días mas, ¿qué vamos a hacer?

No se me ocurrió una respuesta, no sabía que decir...

— Nos escribiremos, nos llamaremos, y bueno, puedo viajar de vez en cuando a verte y tú puedes hacer lo mismo... ¿verdad? Yo no quiero que esto sea sólo una aventura… ¿y tú? –pregunto–

— Yo tampoco, pero… ¿lo lograremos?

— Claro que sí, te amo y eso es todo lo que importa.

— ¡¡¡Qué!!! ¡¡¡Qué dije!! –pienso– ¿de dónde carajos salió eso? ¿Yo amo? ¿Yo la amo? ¿¡Yo amar!? ¿Entonces es así como se siente? Wuao, de locos...

— ¿Me amas?

— Con toda mi alma y con todas mis fuerzas, te amo; ya verás que lo lograremos, además en unos meses más terminaré el colegio y me iré para Arequipa y se me hará más fácil ir a verte, a ti te falta un año más, eres una mocosa de 15 años.

— Y tú un viejo de 16 ¡jajaja!... Tengo que irme, quedé con mis amigas en salir de shopping...

— Ve entonces, nos vemos mañana, see ya...

— O.K. señores, estamos aquí reunidos por dos razones, la prime... Pero miren quien llegó, es el últimamente extraño Alfredo alias Miau… tome asiento camarada.

— ¿Esto es una broma chino? –pregunto–

— Nop, esto es una sesión, así que a sentarse. As i said before, estamos aquí reunidos por dos razones, la primera, mañana es la final del campeonato: el partido contra los ayacuchanos es nuestro pase para la nacional, creo que no es necesario el decir que tenemos que ganar y romperles la madre a esos cabrones. Además es nuestro último año juntos, es nuestra última gira en la cual hemos compartido triunfos y derrotas, pero hemos terminado siempre primeros...

— ¡¡Sí!! –gritamos todos–

— Hemos sido siempre guerreros.

— ¡¡Sí!!

— Les hemos sacado la madre a todos los que han osado retarnos.

— ¡¡Sí!!

— Por que somos guerreros.

— ¡¡Sí!!

— Y por que somos unos...

— ¡¡Perros!! –gritamos todos-

— Si señores, somos unos perros... y los quiero como mierda mis brothers.

— Oe no las cagues pe, no te pongas romántico –dice Luis–

— O.K. No voy a llorar, amigos; bueno, el segundo punto es: nuestro amigo Miau está muy raro últimamente, ya no anda con nosotros, siempre sale solo sin decir a donde va, y lo que es peor, ya no nos acompaña a nuestras noches de cacería, y nunca cuenta a nadie si se agarro a alguien o no; y así no podemos estar, así que creo que hablo por todos al decir ¡exijo un explicación!

Me paro.

— Qué puedo decir mis brothers, estoy enamorado.

— De cuantas –dice Luis–

— De todas –contesta Diego–

— Estoy enamorado de una, la única, la que es y será, la que vive y perdura, la que llega y no se va, la que es dueña de mi corazón, el ángel que Dios creó con sus propias manos, de nombre Mirella. Así que disculpen, pero de perro, ahora solo tengo los amigos. Señores ahora soy otro...

— ¡¡¡Ja,jajajaja!!!, este cojudo sí que se ha fumado más marihuana que la mierda –dice Víctor–

— Carajo… este cojudo sí que está enamorado. –dice el chino– Bueno señores, ya no hay más que hablar, así que brindemos:

— Por nuestra siguiente victoria, nuestra última gira, nuestro último año y sobre todo por nuestra eterna hermandad, así que arriba, al centro y adentro, salud...


— Hey despierta, ¡¡¡DESPIERTA!!!

— Mmm… ¿qué pasa? ¿qué hora es? …carajo chino deja dormir.

— Son las 7:30 de la mañana y alguien te busca…

— ¿A mí? Carajo chino no joder, deja dormir…

— Qué vocabulario más florido.

— Chino esa no es tu voz, quien cara... ¡¡¡ahhh!!! ¡¡¡Mirella!!! ¿qué haces acá?

— Vine a verte… qué, ¿no puedo?

— Bueno tortolitos, yo los dejo, bajen a desayunar dentro de 15 minutos, no hagan travesuras, jejeje...

— ¿Qué haces acá?

— Ya te dije que vine a verte, mi bus sale después del partido.

— Lo sé, hoy jugamos contra tus amigos, también salimos hoy después del partido, si ganamos (cosa que vamos a hacer) nos vamos a Lima para la Nacional; si tu equipo le gana a Abancay se van a Lima con nosotros, así que tienes que ganar.

— No va a ser fácil que le ganen a mis amigos, son muy buenos.

— Tu preocúpate por ganar tu partido que de tus amigos nos encargamos nosotros; ahora bajemos a desayunar, esos perros deben estar pensando cojudez y media.

— Ese es mi brother, ya está enamorado –dice Luis–

— No le creas nada de lo que te dice, se lo dice a todas –Víctor–

— No les hagas caso, son unos perros –le digo–

— Bueno, me voy.

— No me acompañas a desayunar –pregunto–

— No puedo amor, mi partido es antesala al tuyo, ¿recuerdas? Tengo que estar en concentración hasta entonces.

— Verdad… es mejor que te vayas –le doy un beso y le digo que la amo.–

— Yo también te amo, bye. Chau chicos.

— Chau –dicen todos– adiós, saluda a tus amiguitas...

— Jajajaja, miren lo dejaron solito al tortolito, a ver deme un besito, muac, muac, besito, besito, muac, jajajaja.

— Imbéciles –respondo entre risas–

— Llega el D.T. y dice: bueno muchachos hoy es el día, así que nadie sale del hotel hasta que el bus venga a recogerlos, y para eso faltan diez horas, así que nadie sale del hotel, en recepción tienen orden de no dejarlos salir, así que a descansar y despejarse para la noche; dentro de nueve horas los quiero a todos en la sala del hotel para coordinar las jugadas, ¿entendido?

Como yo aun andaba medio sonámbulo, preferí regresar a la cama.

Documento originalmente publicado en whitepuma.net en mar 1, 2004.

Nadie ha calificado esta entrada.
¡Califícala ahora!
Resultados: 0 puntos • Promedio: 0.000

Acerca de Aether Ver perfil completo

  • Miembro desde: hace 2 años
  • De: Mexico
  • Última vez visto: nunca